martes, 12 de febrero de 2013

Una mujer y su hijo se enfrentan a 20 años de cárcel por maltrato habitual al cabeza de familia


El fiscal solicita penas que suman más de 20 años de cárcel para una mujer y su hijo por maltrato físico habitual al marido de ella y padre de él, quien también esta procesado en la misma causa y se enfrenta a un año y medio de prisión por agredir a ambos.
En su escrito de conclusiones provisionales, el ministerio público no precisa las causas que motivaron las supuestas agresiones en el ámbito familiar, pero detalla que la mujer y su hijo presentan "un retraso mental leve" que no les "impide conocer el alcance de sus actos".
No obstante, reseña que este retraso sí les hace más susceptibles de ser influenciados por los demás, por lo que "su capacidad para decidir libremente puede verse afectada parcialmente".
Respecto al padre, la fiscalía sostiene que padece "un deterioro cognitivo de carácter leve que no le impide conocer el alcance" de sus acciones.
Según la acusación pública, la mujer y su hijo habrían sometido al cabeza de familia a continuas agresiones en el domicilio familiar, ubicado en Elche, que motivaron que éste viviera un "clima de miedo, sumisión hacia su esposa e hijo, e inseguridad".
El padre sufrió las supuestas agresiones desde 2009, año en que padeció un importante deterioro físico como consecuencia de diversas enfermedades, hasta el 13 de junio de 2011, concreta el fiscal.
Según el ministerio pública, esas agresiones consistían en palizas que, presuntamente, la mujer y su hijo daban al padre, actuando unas veces de forma individual y otras conjuntamente.

Palizas desde 2009

Destaca que "fueron numerosas las ocasiones" en las que la mujer y su hijo "tiraron a su esposo y padre, respectivamente, pateándolo a continuación".
Entre otras agresiones, la fiscalía expone que, el 15 de mayo de 2011, el hijo propinó supuestamente a su padre diversos golpes en todo el cuerpo, con "la intención de menoscabar" su integridad física.
También relata que, en la mañana del 13 de junio de 2011, la mujer y su hijo habrían infligido daños físicos al cabeza de familia, quien, a su vez,les agredió con el palo de una escoba.
En ese enfrentamiento, los dos primeros propinaron patadas y puñetazos al padre y lo derribaron al suelo, donde continuaron golpeándole con "virulencia", principalmente en la cabeza, según la acusación pública.
Como consecuencia de dicho episodio violento, los tres resultaron lesionados, si bien el padre sufrió policontusiones "gravísimas" con múltiples fracturas en varias partes del cuerpo y ablación del globo ocular, que puede corregirse con la implantación de una prótesis, señala la fiscalía.
El juicio por esta causa se celebrara este lunes en la sección primera de la Audiencia de Alicante.